El Poema de Jesús

Octubre 11, 2011 – 5:10 p.m.

Por quién He venido

Dejando mi Trono en el Cielo, Mi posición de Rey

Para venir al Tabernáculo en una pequeña Hostia

Esperando, en las noches solitarias y vacias

En el frío, mi Corazón se congela

¿Quién puede comprender mi Corazón?

Por ustedes, mis niños, He dado mi libertad, para esperar.

Esperar por ustedes, pero,¿ por cuanto tiempo?

Hasta que ustedes conozcan este Corazón

Solitario a lo largo de las noches frías,

Mi Amor es para siempre,

Oh, pero hay solamente un Dios,

Vuestro Padre, misericordioso, paciente y generoso,

Que perdona todo,

Traición, indiferencia, frialdad, y todas las cosas malvadas.

El no cuenta los pecados del mundo,

Solamente desea que Sus hijos sepan pronto que Su Amor continua aguardando,

El espera por sus hijos, que están indiferentes.

El tiempo se acaba, apresúrense y regresen pequeños,

El tiemo asignado, expira.

El mundo tendra que sufrir la separación,

Algunos se quedarán, otros se tendrán que marchar.

Los buenos serán salvados, los malvados irán al fuego.

Apresúrense y arrepientanse

No dejen que se haga tarde, pues ustedes se arrepentiran y se lamentarán

Sus bendiciones son maravillosas.

Su corazón sangrante salvará a la humanidad

Vengamos todos rapidamente a El

Immplorando su misericordia, y corriendo a Su Corazón Enamorado

Pidiendo perdón

Su corazón aspirante vive en el mundo

Existiendo aqui en este mundo

El Corazón que trae Amor

Día tras dia, esperando en la Eucaristía

Respondamos rápido y vengamos a adorarlo

Para preparer nuestras almas para el día de la venida de Jesucristo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *